Ted Cruz: el aventurerismo militar de Estados Unidos ha beneficiado a los terroristas; derrocar a Gadafi fue un "tremendo error

2 de diciembre de 2015

2 de diciembre de 2015 — Durante su gira de campaña en Iowa, el precandidato presidencial republicano Ted Cruz dijo que el derrocamiento de Muammar Gadafi en Libia en 2011 fue un "tremendo error craso de política exterior".

"Gaddafi era un mal hombre; tenía un récord terrible en cuanto los derechos humanos. Y no obstante... se había convertido en un importante aliado en el combate al terrorismo islámico radical. El ataque terrorista que ocurrió en Bengasi fue un resultado directo de ese tremendo error craso en política exterior", le dijo a la agencia noticiosa Bloomberg Politics.

"Si ven al Presidente Barack Obama y a Hillary Clinton, y en ese sentido a algunos de los neo-conservadores más agresivos de Washington, de manera consistente no han percibido la amenaza del terrorismo islámico radical, y han promovido el aventurerismo militar que ha tenido el efecto de beneficiar a los terroristas islámicos radicales", señaló.

Cruz atacó las ideas que respalda su correligionario también precandidato republicano, Marco Rubio y la demócrata Hillary Clinton, de imponer una zona de restricción de vuelo en Siria, y de armar a los rebeldes dizque moderados.

"Yo creo que anda de eso tiene sentido", dijo Cruz. "Desde mi punto de vista, nosotros no tenemos perro en esa pelea de la guerra civil siria". Señaló que Rubio y Clinton "repiten los mismos errores que cometieron en Libia. Ellos han demostrado que no han aprendido nada...

"El enemigo de mi enemigo no es necesariamente mi amigo", dijo Cruz. "Si el gobierno de Obama y los neo-conservadores de Washington lograsen derrocar a [Bashar al-] Assad, Siria quedaría en manos de los terroristas islámicos radicales. El EIIS gobernaría a Siria".

Las encuestas más recientes en Iowa publicadas la semana pasada por la Universidad Quinnipiac, muestran que Cruz está superando a Ben Carson en el segundo lugar y con un margen de error acercándose a Donald Trump, en el primer estado que tendrá las juntas electorales presidenciales en el 2016.