Tren de Alta Velocidad: Justicia Social a 320 km/h. ¿Cuál querés que sea la velocidad de tu país?

16 de diciembre de 2010

El siguiente es el texto de un volante que circula actualmente el Movimiento de Juventudes Larouchistas de Argentina

El volante en formato PDF

Hoy más que nunca Argentina debe relanzar la construcción del Tren de Alta Velocidad COBRA, cuyos tramos unirán Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Este proyecto único en el continente americano representa la punta de lanza tecnológica que impulsará la transformación de la Argentina hacia una patria soberana, y será clave en la integración no solo iberoamericana, sino planetaria.

Este proyecto implica mucho más que el mero transporte de turistas entre tres ciudades, en realidad estamos hablando del potencial físico económico de toda una región. De acuerdo al economista LaRouche, el avance de la economía humana tiene dos motores principales, el desarrollo en infraestructura económica básica y el incremento en lo que se conoce como densidad de flujo energético. Estos factores generan la plataforma superior sobre la cual los individuos de una sociedad actuarán, y así se eleva el nivel de productividad potencial a alcanzar; es decir que la industria, la agricultura y el trabajo dependen de estos dos factores. Por lo tanto, la recuperación y el progreso económico resultaran de avances rápidos enfocados en estas áreas centrales.

Para entenderlo mejor tomemos como ejemplo el ciclo del agua y su interacción con la tierra. Este ciclo abarca la evaporación superficial de los océanos por efecto del sol, condensando el vapor en nubes que luego se precipitan en forma de lluvia que conlleva al aumento de la vegetación, al mismo tiempo las plantas reaccionan a la radiación solar produciendo oxígeno y más humedad en forma de transpiración que asciende para volver a convertirse en nubes, lo cual intensifica la precipitación original. A medida que la vegetación se vuelve más densa, esta humedad atmosférica adicional es suficiente para cambiar los patrones climáticos, alterar el paisaje y reformular el curso de los ríos. En diversas fases de este proceso, entra al suelo una enorme cantidad de agua, parte de la cual se evapora de nuevo para convertirse en lluvia, o la absorbe el suelo hacia la profundidad de los depósitos de agua subterránea que forman un sistema continuo de intercambio con los lagos y ríos de la superficie. Así, el efecto global es que la misma agua cae sobre la tierra a un promedio de casi 3 veces antes de regresar al mar. (1)

Cuando incluimos la intervención consciente y creativa del hombre, este y otros ciclos naturales terrestres no solo se aceleran sino que son mejorados y retroalimentan múltiples veces al crecimiento de la biosfera. Con la introducción de los sistemas de irrigación y el desarrollo agrícola consecuente, aumenta la cantidad de transpiración en una superficie dada, creando más ciclos subalternos de lluvia sostenidos y generando lluvia que no hubiera existido.

Partiendo del carácter que imprime el desarrollo biosférico de un territorio somos concientes del impacto que lograremos al unir los extremos estratégicos del planeta Tierra mediante una red troncal integrada de transporte terrestre de alta velocidad, energía atómica, distribución de agua, y telecomunicaciones. Las naciones alrededor del Pacífico que cuentan con una clara orientación al futuro mediante el dominio de tecnologías de elevada eficiencia energética como la ciencia nuclear y termonuclear, ya promueven y trabajan para la creación de este sistema de transporte integrado.

Esta propuesta impulsará grandes avances científicos y tecnológicos para el desarrollo espacial, nuclear y del transporte con trenes de levitación magnética; se crearán nuevos recursos estratégicos con desarrollo in situ de los mismos desde Eurasia hacia la tundra Rusa, conectando con Alaska uniéndose a la plataforma NAWAPA(2) mediante un túnel por el estrecho de Bering, bajando por Canadá, EEUU, México y Centroamérica hacia el próximo gran paso por el Tapón del Darién(3) en Colombia, bajando por Ecuador, Perú, Bolivia y los Andes Argentinos hasta la región austral de nuestra Antártida e Islas Malvinas. Este sistema incluye la conexión bioceánica por el Paso Cristo Redentor en Mendoza para conectar el Océano Pacífico en el Puerto de Valparaíso en Chile, con el Atlántico en el Río de la Plata, de la cual forma parte medular el Tren de Alta Velocidad COBRA propuesto por Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

El tren de Alta velocidad está ubicado estratégicamente para dar rendimiento a la Cuenca del Plata que une a Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina, con esta combinación de agua, transporte eficiente y energía vamos a llevar prosperidad a la hoy abandonada llanura chaco pampeana para reverdecerla aceleradamente, multiplicando la producción y consolidando su rol mundial como abastecedor de alimentos.

Las regiones del noreste argentino y la pampeana constituyen históricamente el complejo agroindustrial más importante de nuestra nación. En las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe la alta productividad de los suelos se ve afectada por las continuas inundaciones, esto se solucionaría construyendo el complejo hidroeléctrico Paraná-Medio. Del mismo modo al redistribuir el agua embalsada por Paraná-Medio en las zonas afectadas por las sequías mejoraríamos las condiciones para la agricultura y la vida, aumentando los bosques y cambiando el clima para controlar las inundaciones frecuentes de la región litoral.

Multiplicaremos y ampliaremos la industria ferroviaria ya existente en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires con el fin de suplir y expandir las líneas medias de trenes, tanto las existentes como las que faltan hacia otros puntos del país, acelerando este desarrollo mediante la asimilación natural de tecnología gracias a la experiencia y convivencia con el tren COBRA.

Córdoba es otro núcleo tecnológico histórico de gran envergadura y una zona propicia para el desarrollo de la Energía Nuclear que será imprescindible para llevar a cabo todo este programa.

La pregunta real es ¿cuál querés que sea la velocidad de tu país? Un país cuyos trenes van y vuelven 5 veces por día puede generar 5 veces más riqueza que uno con una frecuencia diaria de trenes. Una revolución económica que desencadene un proceso biosférico sano de la magnitud ya descrita solo va a ser posible con la inversión en la más avanzada tecnología disponible, pues invertir en tecnologías que corresponden a ciclos económicos previos nos llevaría a la bancarrota. Comenzamos el tricentenario de nuestra patria, un período ya caracterizado por la necesidad de duplicar la producción y ponernos al día con una población que debe crecer en cantidad y calidad. Estos desafíos son claramente incompatibles con un sistema basado sólo en trenes convencionales.

 El COBRA representa la misión de orientación emblemática que debemos darle a la generación joven, la generación sin futuro bajo el sistema económico mundial actual y que no cuenta con la calificación ni el carácter necesario para incorporarse a un mercado laboral basado en desarrollo de infraestructura a una escala nunca vista; esta debe ser puesta a trabajar urgentemente, en programas de capacitación técnica profesional como los CCC de Franklin Roosevelt(4) o las Escuelas fábrica de Perón, que le permitirán insertarse fácil y rápidamente a un programa de reconstrucción de la infraestructura básica nacional. El recurso más importante para crear el futuro y la prosperidad de nuestra nación será el fomento de una generación de ciudadanos creativos, sin la cual ninguna economía puede sobrevivir.

Este es el verdadero rol de la tecnología y de la infraestructura en la economía, expandir el horizonte de la imaginación del hombre, llevando optimismo y confianza en nuestra capacidad para superar los desafíos; en definitiva la verdadera economía lejos de ser un mero reflejo de las estadísticas, es la única ciencia capaz de transformar el espacio físico para generar realmente justicia social y bienestar general.

Movimiento de Jóvenes LaRouchistas Argentina

__________________________________________________

Notas:

1. Ver el articulo "NAWAPA desde el punto de vista del desarrollo biosférico", hecho por el equipo de colaboradores de LaRouche. http://spanish.larouchepac.com/material/2010/08/11/el-proyecto-nawapa-desde-la-perspectiva-del-desarrollo-biosf.html

2. Recorra la plataforma de desarrollo económico NAWAPA (video): http://spanish.larouchepac.com/node/14201

3. Cómo domar el Tapón de Darién (video): http://spanish.larouchepac.com/media/2010/11/09/

4. CCC (cuerpos civiles de conservación), el programa de calificación acelerada para jóvenes con el que Franklin Roosevelt Reconstruyó Estados Unidos (video): http://www.larouchepac.com/node/13357

Proyecto COBRA, un tren para llegar al futuro. Rápido.

Objetivo: No ser tercermundistas y pensar como una nación potente que se identifica con el progreso, la ciencia y la tecnología.

Recorrido: Básicamente uniría Buenos Aires Rosario y Córdoba, la mayor concentración poblacional de nuestro país. Debe extenderse hasta Mendoza, alineado al proyecto del Túnel Bioceánico por el Paso Cristo Redentor en esa misma provincia, ideado para llegar al puerto de Valparaíso, Chile. Un caso ejemplar del concepto "Corredor de Desarrollo".

Tecnología: La más avanzada en Europa en trenes sobre ruedas, con record de velocidad de 587km/h. Sería el tren más avanzado de todo el continente Americano en este momento. Solo superado por los revolucionarios sistemas de transporte por levitación magnética como el que Alemania ya construyó en China.

Características técnicas: El COBRA es un tren TGV-Duplex, de ocho vagones de dos pisos movido por dos locomotoras eléctricas en cada extremo.

Consumo: 9 Mw, un 3% de lo que producirá un reactor nuclear CAREM.

Capacidad: Cada tren tiene espacio para unos 500 seres humanos.

Tiempo de viaje: Bs. As.-Rosario en 2 horas, Bs. As.-Córdoba entre 5 y 6 horas.

Incidencia en la actual estructura: Este sistema de trenes sí podrá reemplazar a todos los micros y automóviles que hoy usamos para viajar entre Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Trenes convencionales prolongarían el habito de elegir viajar en micro o en vehículos particulares.

Seguridad: reducirá enormemente los accidentes en ruta; estas quedarán para transporte alternativo y entre localidades.

Financiamiento: Dado que la tecnología y maquinaria es francesa (ALSTOM), lo financiaba un banco francés -como solía hacerse-, lo pagaríamos en cuotas anuales en 30 años, haciendo el primer pago recién dentro de 7 años de comenzada la obra, y a un 12% anual.

Esta intención inicial no fue posible porque el sistema monetarista mundial ha llegado a su fin, murió como debe, y no habrá tal préstamo hasta tanto se aplique la norma Glass-Steagall(1) de banca nacional soberana, bajo un nuevo sistema de crédito público entre naciones.

Transferencia tecnológica inevitable: Al convivir con estas tecnologías, las asimilaremos rápidamente y serán nuestra nueva plataforma para el próximo desarrollo tecnológico. Jamás despreciemos este proceso natural de la mente, sería como ignorar el carácter ilimitado de la creatividad. 

1. Sobre la distinción entre el sistema americano de economía política y el sistema de usura imperial, el sistema británico,  ver el  video: http://www.larouchepac.com/credit