Zepp-LaRouche: China, al contrario de Occidente, no actúa en base a la geopolítica

16 de septiembre de 2014

16 de septiembre de 2014 — En occidente se escuchan muchos clamores con las ilusiones geopolíticas de que se tiene que 'contener' el rápido crecimiento económico de China, a fin de preservar la hegemonía de Estados Unidos y de Europa, pero Helga Zepp-LaRouche, quien acaba de regresar de Asia trajo una perspectiva completamente diferente sobre China:

"China es una nación que culturalmente no es imperialista, y cuyo interés es avanzar en el desarrollo de la humanidad, que es el concepto que conlleva la idea de la Nueva Ruta de la Seda".

"A partir de las reformas que hizo Deng Xiaoping, cuando menos, para aplicar los principios científicos correctos, China ha realizado la mayor transformación económica de cualquier país en este planeta. Y ahora se encuentran en un momento en el que dicen: Vamos a transformar las otras regiones de China que todavía hoy están en el subdesarrollo, y vamos a elevar los niveles de vida de la población, y por encima de todo haremos que éste modelo de desarrollo esté a la disposición de todos, en la forma de una Nueva Ruta de la Seda en la tradición de la vieja Ruta de la Seda. Esto es un concepto abierto. Todo mundo está invitado a unirse y a contribuir. Es explícitamente incluyente y no está dirigido en contra de los supuestos intereses geoestratégicos de otras naciones o grupos de naciones.


Helga Zepp-LaRouche, Presidenta del Instituto Schiller

"Esa es una diferencia muy importante. No es geopolítica, sino un concepto dinámico del desarrollo superior de la especie humana. Y yo le pido a todos los que nos ven, que quien no me crea que me envíe las preguntas que tenga. Tengo toda la disposición de abrir un diálogo con ustedes, porque es de importancia crucial para Alemania que todos entendamos esto".

En su videoconferencia del BüSo (Movimiento Solidaridad de los Derechos Civiles) el 11 de septiembre, le preguntaron a Helga Zepp-LaRouche sobre la alternativa a la política de Occidente, que se está desarrollando en torno al grupo de los BRICS. En su respuesta ella además compartió sus impresiones sobre la visita que hizo a China a finales de agosto y principios de septiembre.

China no solo continúa haciendo avances espectaculares en la construcción de infraestructura en todo el país, a una velocidad nunca antes vista en Europa hoy, subrayó, sino que al mismo tiempo el gobierno se está esforzando en asegurar que la población esté consciente de su larga y rica herencia cultural, como la Gran Muralla y la Ruta de la Seda. Ella, personalmente, comprendió algo de esto durante su gira por la vieja Ruta de la Seda en el Occidente de China que ella y otras personas hicieron.

Durante esta visita de dos semanas que hizo Helga a China, tuvo numerosas reuniones y conferencias, pero ella quiso resumir toda su vivencia. "Esto tiene un importancia enorme: Nosotros tenemos que asegurarnos que la población en Alemania, y otros en Europa y en Estados Unidos tengan una comprensión correcta de lo que está sucediendo en China con la Ruta de la Seda y con su programa espacial".

Lo que generalmente escuchamos de los grupos de peritos en Occidente, dijo Zepp-LaRouche, es que China lo único que quiere es extender su influencia y ampliar su expansión imperial. "No podría haber nada más erróneo", señaló. Pero estos occidentales juzgan la política económica y espacial china proyectando sobre China lo que ellos hacen cuando persiguen intereses geopolíticos, tal y como está haciendo la Unión Europea (UE), y ellos quieren extender mucho más la UE. Tanto Solana, el ex representante de la política de relaciones exteriores de la UE, como Barroso, ex presidente de la Comisión de la UE, han dicho que la expansión de la UE no tiene límite.

"La UE es una entidad neoimperialista que persigue intereses geopolíticos y considera que están en obvia contradicción con los supuestos intereses geopolíticos de otros países, tales como Estados Unidos, Rusia, China, el grupo de los BRICS. Y eso es lo que está mal".

Pero lo que motiva la política china y lo que se ha convertido en el faro que lidera a los países del BRICS, y también para un número cada vez mayor de países alrededor de ellos, explicó Helga Zepp-LaRouche, "no es geopolítica. La gente en occidente ni siquiera puede imaginarse que haya países que no funcionan bajo el neoliberalismo, el monetarismo, el positivismo, y la geopolítica, y cuyos axiomas posiblemente no son idénticos, pero son muy parecidos al pensamiento y a los principios que Godofredo Leibniz planteaba al final del siglo 17 y comienzos del siglo 18, a saber, una perspectiva de verdadero desarrollo para la historia universal de la humanidad que es completamente comparable a la política de la Revolución Americana o a la de John Quincy Adams, uno de los primeros Presidentes de Estados Unidos que decía: Necesitamos una alianza de repúblicas soberanas, que trabajen juntas en favor de las metas de la humanidad por el beneficio mutuo de todos.

"Eso es de modo enfático lo que China está haciendo hoy".

Es posible que mucha gente no entienda esto, o crea en esto, dijo Zepp-LaRouche. Pero ella les puede asegurar que China por el momento está actuando sobre la base de 5000 años de historia china, más que los de cualquier otro país. Eso se manifiesta, por ejemplo, en el papel que juega todavía hoy el confucianismo en la identidad china, y también en otras "cosas fabulosas" como la cocina china, famosa en todo el mundo.

Cobertura en la prensa china y entrevistas con Helga Zepp-LaRouche 

  1. El discurso de Zepp-LaRouche transformó la conferencia en Beijín sobre la Nueva Ruta de la Seda [1]
  2. Helga Zepp-LaRouche Interview with China Radio International 'People in the Know' [2]
  3. Helga Zepp-LaRouche en segunda entrevista en CCTV: La Nueva Ruta de la Seda es el nuevo orden de la paz en el siglo 21 [3]
  4. Helga Zepp-LaRouche dice: combatamos al EI con desarrollo y reverdeciendo los desiertos [4]