NADA DE VACACIONES HASTA QUE HAYA JUICIO POLÍTICO A OBAMA

22 de julio de 2014

Versión para imprimir (formato HTML)

21 de julio de 2014

Ya es hora de que los miembros de la Cámara de Representantes y del Senado de Estados Unidos se despierten ante la terrible realidad estratégica. Exactamente un siglo después de que se iniciara la Primera Guerra Mundial con los infames "cañones de agosto", la humanidad se enfrenta a una guerra global con implicaciones mucho más devastadoras, porque hoy esa guerra sería una guerra termonuclear de la que nadie sobreviviría. El 2 de septiembre de 1945, después de que Japón se rindiera, luego de que lanzaran bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki, el general Douglas MacArthur declaró lo siguiente con respecto a la utilización de la guerra como medio para solucionar disputas entre las naciones:

"La capacidad destructiva absoluta que tiene la guerra ahora previene que esta sea la alternativa. Hemos tenido nuestra última oportunidad. Si no concebimos otro sistema considerablemente más equitativo, tendremos un Armagedón tocando a nuestras puertas".

Exactamente como lo ha advertido Lyndon LaRouche desde el ataque ilegal de Obama contra Libia, y el asesinato de Muammar Gaddafi en el 2011, lo que enfrentamos es un Armagedón, si el Congreso se va de vacaciones sin sacar al Presidente Obama de su cargo, por medio de un juicio político inmediato.

La cuestión es que el sistema transatlántico ya es un cadáver. Las máquinas asesinas para imprimir dinero de los gobiernos de Bush y Obama crearon una nueva burbuja, mucho más grande que la que estalló en el 2008, y esta burbuja está haciendo implosión ahora mismo. En vez de un "rescate financiero externo" tenemos un "rescate financiero interno" a través del cual Wall Street está devorando los ahorros de la gente, los fondos de pensiones, presupuestos completos de ciudades y estados, e incluso la totalidad de economías nacionales europeas, a fin de cubrir sus gigantescas obligaciones especulativas. La ciudad de Detroit, donde le están cortando el suministro de agua a decenas de miles de familias, es solo un ejemplo de esto.

El problema para el imperio británico y para sus lacayos de Wall Street, es que el 80% de la población mundial decidió levantarse y pelear, en lugar de sacrificar a sus hijos a manos de los dioses satánicos de las altas finanzas. Esto es lo que significa la reciente cumbre del BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) en Brasil, en la que se estableció un Nuevo Banco de Desarrollo para financiar grandes proyectos, incluyendo nuevas rutas de canales, trenes de alta velocidad, y plantas de energía nuclear, en todo el mundo. Llama la atención que en los nuevos acuerdos entre los países del BRICS y las naciones aliadas están abiertos a acuerdos monetarios sin el dólar, y a tipos de cambio fijo, lo cual es toda una pesadilla para los especuladores del imperio británico cuya burbuja de $2 billones de dólares en derivados financieros depende de los tipos de cambio flotante y del  control que tienen sobre el valor del dólar de Wall Street.

La intención del imperio británico es destruir este potencial que va rápidamente en aumento para sacar a la humanidad de la esclavitud por medio del progreso científico y el desarrollo. Es por esto que las brujas que controlan a Obama, como Samantha Power y Valerie Jarrett, entre otras, le exigen a Obama que culpe a Rusia por el derribo del avión malayo que volaba sobre Ucrania, antes de que se haya llevado a cabo ninguna investigación. En vez de amenazar a las naciones del BRICS con una guerra termonuclear, Estados Unidos debería unírseles ¡para marcar el inicio de una nueva era de progreso para la humanidad!

Estados Unidos debe retornar a su verdadera identidad que se expresa en nuestra Constitución y en la Declaración de Independencia (¡independencia del imperio británico!). Se debe llevara a Obama a juicio político de inmediato y ¡se deben aprobar ya las cuatro leyes propuestas por Lyndon LaRouche, comenzando con el restablecimiento de la Ley Glass-Steagall! No debemos permitir que el Congreso se vaya de Washington DC sin haber hecho estas dos cosas. Si los miembros del Congreso dejan la ciudad sin haber hecho el juicio político a este Presidente, y sin haber restablecido la Ley Glass-Steagall, un Obama sin supervisión alguna tendrá la libertad de desatar una versión termonuclear de los "cañones de agosto", de la cual ninguno de nosotros regresaremos.

 

El plan de cuatro leyes de LaRouche 

  1. Restablecer la Ley Glass-Steagall ya

  2. Retorno a un sistema de Banca Nacional

  3. Utilización de un sistema de Crédito Federal para generar empleo de alta productividad

  4. Un programa de emergencia orientado por la fusión nuclear 

http://spanish.larouchepac.com/node/21665

 

 

LLAMA A TU REPRESENTANTE EN EL CONGRESO ¡HOY!,

¡DILE QUE NO REGRESE A CASA HASTA QUE OBAMA SEA ENJUICIADO POLITICAMENTE

TELEFONO DEL CONGRESO: 202-224-312

 

 

VE EN VIVO LAS VIDEOCONFERENCIAS DE LYNDON LAROUCHE

8PM HORA DEL ESTE / 5PM HORA DEL PACIFICO  TODOS LOS VIERNES   LAROUCHEPAC.COM

CON TRADUCCION SIMULTÁNEA AL ESPAÑOL