Imagínate tomar un tren que vaya de Londres a París, a Moscú, y de allí hasta Nueva York. Pueda que eso sea posible en los próximos años. Imagina las implicaciones económicas y culturales de semejante avance. En estos tiempos azarosos, las naciones están organizando conferencias para hablar de grandes proyectos, para fomentar el progreso y el desarrollo como lo establecen las propuestas económicas de Lyndon LaRouche. ¡Lee y entérate a continuación!

En este expediente: