LaRouche emite nueva declaración: ¡a rescatar nuestra constitución ya!

21 de may de 2005

<body><div align="center" class="style31"><tr><th align="left" class="style34" scope="col" valign="top">Envíalo a un amigo</th><th align="right" class="style34" scope="col" valign="top"></th></tr><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular"><span class="style37"></span></font></font><p class="style37"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular">Boletín de prensa<br />De circulación inmediata<br />Contacto: Gretchen Small<br />Telf. 1-800-929-7566</font></font></font></p><p class="style37"> <strong><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">LaRouche emite nueva declaración<br />¡A RESCATAR NUESTRA CONSTITUCIÓN YA!</font></strong> </p><div align="left"><p align="left" class="style46"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">por Lyndon H. LaRouche, Jr.</font></p><p align="left"><span class="style46"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">22 de mayo</font></span><span class="style34"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1"><br /><br />Si te importa el futuro de nuestro país y de tu familia, ¡tienes que darle tu apoyo total a la dirigencia del Partido Demócrata en el Senado ya! Este martes, el líder republicano del Senado Frist está listo para romper la Constitución de los Estados Unidos, en un esfuerzo por establecer una dictadura derechista de la Casa Blanca en los EU.</font></span></p><h4 align="left" class="style32"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1"></font></h4><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">El blanco inmediato de este intento ilícito de golpe de Estado es la institución del Senado de los EU. El propósito es derrocar la Constitución de los EU a favor de una dictadura de la Casa Blanca, quebrantando las facultades constitucionales del Senado de imponer frenos y contrapesos a una presidencia fuera de control o a una mayoría de la Cámara de Representantes temporalmente descarriada. Esta disposición en defensa de nuestra Constitución se fundamentó en las facultades del Senado de dar su consejo y consentimiento, facultades que específicamente le asigna la Constitución.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">No te dejes engañar por las pretensiones fraudulentas de que los candidatos judiciales en disputa son "cristianos". Cuando se trata de la confirmación de jueces con inclinaciones fascista, la cuestión no es religión sino economía. La pregunta es, ¿qué partido tomarán esos jueces cuando los tiburones financieros vengan a comerte con un embargo de tus bienes?</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Quienes somos lo suficientemente viejos, o bien educados como para recordar sabemos de lo que hablo.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Demócratas destacados y otros reconocen que hay un paralelo ominoso entre las actividades incendiarias del radical derechista ministro de propaganda de la Casa Blanca Karl Rove y el complot del vicepresidente Dick "Hermann" Cheney, con las actividades incendiarias que usó Hermann Goering para que el "reichschancellor" Adolfo Hitler asumiera poderes dictatoriales el 28 de febrero de 1933. Hitler jamás cedió esos poderes hasta el día en que se suicidó en Berlín el 30 de abril de 1945. Decenas de millones de personas murieron a consecuencia de lo que sucedió en Berlín el 27 y 28 de febrero de 1933. Ahora que el Gobierno de Bush presiona para "usar preventivamente" las armas nucleares existentes, mucho más que decenas de millones morirán por todo el mundo, si dejamos que los EU sigan ese mismo camino ahora. Este Gobierno, cada vez más histéricamente desesperado, ahora pretende usar esas armas tan pronto como dirías "recuerda lo que pasó en Iraq".</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">El Senado de los EU, con su poder de consejo y consentimiento, hoy es el principal baluarte que hay entre tí y las consecuencias de esa embestida a favor de una política de guerra nuclear dizque "preventiva". No permitas que esa intención original de consejo y consentimiento de la Constitución la bote una mayoría parlamentaria asustada, como la que le concedió a Hitler poderes dictatoriales el 28 de febrero de 1933. Si dejas que Frist consiga su propósito el martes, o en los días siguientes, nadie puede predecir hoy cuándo o dónde pueda parar esa guerra.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Sin las presiones salvajes que vienen desde los círculos más encumbrados del Gobierno de Bush, muchos republicanos presto se unirían con los demócratas para impedir que la Casa Blanca de Bush lleve a cabo su pretendido complot anticonstitucional. Por tanto, hay que darle un respaldo abrumador de inmediato tanto a los dirigentes demócratas como a los senadores republicanos preocupados, pero con frecuencia intimidados.</font></p><h4><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular">La cuestión económica</font></h4><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Los ciudadanos de los EU no deben dejarse engañar otra vez. Deben reconocer lo que realmente está detrás de este intento malvado de la Casa Blanca de hacerse del poder dictatorial unipartidista. Lo fundamental no son las creencias religiosas de los jueces; la cuestión, como lo fue con la Revolución Francesa del 14 de julio de 1789, y con la toma de poderes dictatoriales por Hitler el 28 de febrero de 1933, es económica simple y llanamente. A estos candidatos derechistas a la magistratura los están instalando para que ayuden a robarle la alcancía a tu niño, lo cual difícilmente es una empresa cristiana.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">En este momento la economía de EU está al borde de un derrumbe financiero y físico-económico generalizado más grande que el de 1929-1933, y las fuerzas que controlan a la patética figura que ocupa el despacho presidencial —tales como el supuesto "Hjalmar Schacht" de la situación, el ex compinche de Pinochet George Pratt Shultz, quien es el arquitecto de la Presidencia de Bush II, y un promotor clave del intento del Presidente por robarte la protección del Seguro Social a lo Pinochet— están empeñados en que el pueblo no tenga pensiones, ni atención médica, ni protección contra el enorme desplome del presente sistema financiero mundial que se nos viene encima.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">No hay ninguna excusa para que nadie apoye este intento del Gobierno de Bush de hacerse de poderes dictatoriales. Nosotros los estadounidenses no sólo nos recuperamos del desplome de 1929-1933, que causaron las políticas de los sucesivos Gobiernos de Coolidge y Hoover, sino que bajo el Gobierno de Franklin Roosevelt impedimos lo que hubiera sido una dictadura mundial de Adolfo Hitler. Podemos volverlo a hacer.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Tenemos una clara mayoría de nuestros políticos principales, que son los suficientemente buenos como para tomar las decisiones necesarias para llevarnos a puerto seguro a través del derrumbe financiero mundial que al presente embiste. Es cierto que muchos de ellos han cometido errores en el pasado. Casi todo el mundo comete errores, y la gente grande tiende a cometer los errores más grandes. Pero cuando nosotros como pueblo nos juntamos para enfrentar un problema, y para resolverlo, nosotros los estadounidenses siempre hemos ganado, tarde o temprano. Ojalá que esta vez sea temprano.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Fue con este propósito que los fundadores de nuestra presente república crearon un sistema constitucional que no sólo es el mejor del mundo todavía hoy, sino un modelo para bregar precisamente con esa clase de crisis financieras que los sistemas parlamentarios de Europa no tienen la competencia para enfrentar por sí mismos. Nuestra experiencia con el presidente Franklin Roosevelt es algo que todavía está presente en nuestra memoria nacional, y en especial en la de los que eran jóvenes adultos o adolescentes en las décadas de 1930 y 1940 y aún viven. Lo que tuvo éxito entonces es un punto de partida para escoger las medidas de recuperación económica que debemos de comenzar a instituir hoy de inmediato.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Entonces, dale una oportunidad a nuestros dirigentes, y en especial a los que luchan en el Senado por defender el principio constitucional de consejo y consentimiento consignado al Senado. Apóyalos en esta lucha. Apóyalos como si tu libertad personal dependiese de ello; probablemente así es. Al apoyarlos, defiendes nuestro sistema constitucionall.</font></p><p><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Apoya este sistema como si tu vida y el futuro de nuestra nación dependieran de ganar esa lucha. Así es. Yo apoyo a quienes libran esta lucha, sean demócratas o republicanos. Tu también deberías hacerlo.</font></p><h4 class="style32"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1"></font></h4><p> </p></div></div></body>