LOS PRÓXIMOS CINCUENTA AÑOS DE LA TIERRA - UNA ÚLTIMA OBSERVACIÓN

31 de marzo de 2005
Indice General

LOS PRÓXIMOS CINCUENTA AÑOS DE LA TIERRA

3. UN SISTEMA DE TIPO DE CAMBIOS FIJOS

No es necesario que desarrollemos ampliamente aquí lo que implicaría el restablecimiento de la médula del sistema original de Bretton Woods como tal. El sistema funcionó, y hubiera seguido funcionando de haber existido la voluntad de hacer los ajustes necesarios en el precio del oro y otras reformas necesarias para mantener al sistema funcionado en principio. Los objetivos de esa forma y género intrínsecos, han de ser la fijación del valor de las monedas tan cerca como sea posible a los precios actuales relativos definidos de forma realista, para elegir un precio de partida apropiado para las reservas de oro y crear un mecanismo de crédito internacional equivalente a los derechos de giro de los miembros.

Una función de primordial importancia del sistema restablecido, ha de ser su relación apropiada con un sistema de acuerdos y tratados de largo plazo del género que hoy sería más adecuado para Eurasia, y entre Europa Occidental y Central, Rusia, China, India, etc. Los motores principales de la recuperación económica física general del planeta a partir de su situación actual, serán las inversiones a largo plazo en la infraestructura económica básica, y los haces paquetes de líneas de crédito de largo plazo para paquetes de inversión para ciertas categorías de prestatarios privados pertinentes. El ciclo de vida físico de la infraestructura económica básica en la primera categoría, comprende un período normal de entre 25 y 50 años. La energía; el agua; el transporte colectivo y la urbanización de grandes zonas, como para la creación de nuevos municipios; la recuperación de zonas áridas; la reforestación generalizada; etc., son típicos. Una segunda categoría general abarcaría las inversiones en la formación de capital físico relacionado con el mercado que la construcción de grandes proyectos públicos vaya creando.

Las inversiones de esta clase pueden financiarse con crédito creado en la forma de tratados y acuerdos, o como capital extendido bajo arreglos que se desprenden de tratados y acuerdos.

Una de las funciones esenciales del sistema de tipos de cambio fijos, es la de asegurar ese tipo de cambio como una garantía de la integridad de las extensiones de crédito a tasas predeterminadas para los créditos de largo plazo.

En las condiciones actuales de bancarrota de hecho generalizada de la mayoría de las agencias financieras privadas del planeta, sólo la combinación de crédito creado con respaldo del Estado bajo la el escudo protector de un sistema de tipos de cambio fijos puede permitir una generación de crédito significativa. Sin ese sistema, el desplome ahora inevitable del sistema monetario–financiero mundial existente conllevaría la amenaza inmediata de un hundimiento del mundo entero en una nueva Era de Tinieblas prolongada.

Ese modo de recuperación de la crisis actual no podría prosperar, a menos que se restablecieran las condiciones de una economía regulada, como las que existían en los EUA antes de que los sucesos del período de 1969–1982 les dieran marcha atrás, y métodos previos relacionados de economía regulada en Europa continental. Las obligaciones de la deuda internacional de África e Iberoamérica tienen que eliminarse o suspenderse en espera de una acción futura, y toda la deuda relacionada con los derivados financieros debe tratarse como apuestas de casino y, por ende, simplemente anulársele.

Damas y caballeros, no tenemos más remedio. Dada la situación actual o tomamos estas medidas indicadas y relacionadas o considerémonos aquí reunidos apenas a tiempo para darle el beso de despedida a la civilización por un tiempo bastante largo.

__________________