el MJL le hace frente al 'gobernator' en California

9 de marzo de 2005

<body><div align="center" class="style31"><tr><th align="left" class="style34" scope="col" valign="top">Envíalo a un amigo</th><th align="right" class="style34" scope="col" valign="top"></th></tr><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular"><span class="style37"></span></font></font><p class="style37"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">EL MJL LE HACE FRENTE AL 'GOBERNATOR' EN CALIFORNIA</font></p><p class="style37"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1"><img height="265" src="/files/pictures/9bfe63705f683b0d78af69c32bda9a5a/original.jpg" width="350" /></font></p><p align="left" class="style37"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1"><span class="style32"> <em>por Jonathan Stuart, miembro del Movimiento de Juventudes Larouchistas</em> <br /></span></font></p><div align="left"><p class="style32"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Sacramento, CA —Lyndon LaRouche, el líder de la corriente de Franklin D. Roosevelt dentro del Partido Demócrata de los Estados Unidos, lleva algunas décadas haciendo intervenciones muy necesarias en el proceso político estadounidense. Como lo muestra la importancia estratégica del discurso internacional que LaRouche dio el 5 de enero (el mismo está disponible en www.larouchepac.com/spanish), el desenlace de las batallas políticas que en estos momentos tienen lugar en torno a la ofensiva del presidente George W. Bush por privatizar el Seguro Social en los Estados Unidos, y a las intenciones igual de dudosas de las ansias del gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, por imponer la austeridad fiscal en el estado, depende de la capacidad de los demócratas de reconocer la validez de la evaluación estratégica de LaRouche. Los demócratas necesitan hacerse del valor necesario para integrarse a la movilización política más importante desde la Segunda Guerra Mundial; en esta ocasión, para derrotar al fascismo en casa.</font></p><p><span class="style32"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">En el estado de California, el Movimiento de Juventudes Larouchistas (MJL) encabeza la oposición a las medidas demenciales de Schwarzenegger, que consisten en elevar la deuda pública, congelar los impuestos, robar el patrimonio público e imponer una austeridad fiscal brutal. En una visita reciente que hizo a la legislatura estatal de California en Sacramento, al terminar el día el MJL había tenido intercambios con un gran número de asistentes, senadores y asambleístas. Digno de mención es uno en el que una asistente de la senadora demócrata Gloria Romero quedó emocionada por la discusión, y sugirió programar futuras reuniones entre ella y los jóvenes. La discusión giró en torno a la verdad que esconde la ofensiva del Gobierno de Bush para privatizar el sistema del Seguro Social.</font></span></p><h4 class="style38"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Todos conocen a LaRouche</font></h4><p class="style32"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">En la oficina de la asambleísta Karen Bass, líder de la mayoría demócrata, tomaron impresos de LaRouche. El intercambio con ella fue breve, pero su asistente se quedó a hablar por 15 o 20 minutos. Ambos conocían perfectamente a LaRouche y sus escritos. En la oficina del asambleísta demócrata Lloyd Levine surgió una pequeña disputa entre dos de sus asistentes, sobre quién atendería a los organizadores del MJL. Uno de ellos era un ex miembro de los Cal Dems (demócratas californianos) que fueron testigos de las intervenciones del MJL en la convención estatal demócrata del 2003. Tres de los organizadores fueron llevados a una sala aparte, y la persona con la que hablaron les contó que tenía más de un amigo "involucrado" en el MJL, uno de ellos miembro de tiempo completo. Ya había leído las publicaciones antes, y expresó su preocupación práctica porque era "difícil entrarle". Los jóvenes le pidieron que le dedicara tiempo a elevar al legislador para el que trabajaba a un nivel superior, de modo que pudiera entender los conceptos de LaRouche. Luego de decir que sólo podía platicar por diez minutos, y quedarse 50, dijo: "¡Ésta es la primera vez que duro tanto con una persona de LaRouche!"</font></p><p class="style32"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Un asistente del senador demócrata Jackie Speiers, en una reunión programada de antemano, escuchó un informe de 20 minutos, tomó notas, hizo preguntas, y en general estuvo muy atento. Los jóvenes lo organizaron en torno a la idea de que no debía considerarse un simple legislador, sino un líder que lleva a sus bases a la altura de la pelea. Lo impactó el hecho de que la interacción que el MJL tenía con él era parte de una movilización nacional en defensa de la Constitución de los Estados Unidos.</font></p><p class="style32"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">John Waldee, presidente de la Comisión de Normatividad de la Asamblea, demostró ser un sofista esquizofrénico que atacó nuestra perspectiva "filosófica" de la política, al tiempo que defendía su posición "realista", mientras un "Señor Cabeza de Papa" y otros personajes de caricatura observaban la discusión desde una repisa de su oficina. No se apartó de su defensa de que el referendo que puso a Arnie en el poder al revocarle el mandato al gobernador Gray Davis, la crisis presupuestal, las leyes antiimpositivas y la desregulación fueron todas decisiones malas, pero "producto de la democracia".</font></p><p class="style32"><font face="Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular" size="-1">Si nosotros, en tanto nación, podemos reconocer la importancia de defender nuestra república constitucional de los Bush y los Schwarzenegger, y no rehuimos la responsabilidad que LaRouche y su movimiento de jóvenes han puesto sobre el tapete, la humanidad tendrá de nuevo la oportunidad de hacer el bien.</font></p><p class="style32"> </p></div></div></body>