Primakov: Para E.U. debe ser prioritario cooperar con Rusia en los puntos conflictivos de Eurasia.

18 de julio de 2007

16 de julio de 2007 (LPAC).— El ex primer ministro ruso Yevgeni Primakov hizo un incisivo llamado a los Estados Unidos a que formulen políticas estratégicas en el mejor interés de los E.U., como cooperar con Rusia, así como con China e India, con el objetivo de resolver los conflictos en Iraq, Afganistán, Paquistán e Irán, en un artículo publicado en Moscow News el 12 de julio, un día antes de la reunión inaugural del grupo de diálogo estratégico "Rusia y los E.U.: con la mirada en el futuro", que Primakov copreside junto con Henry Kissinger. La revista EIR reporta en su edición del 20 de julio el surgimiento del grupo Kissinger-Primakov a fines de abril, como parte del proceso que llevó a las pláticas del 1 y 2 de julio del Presidente Vladimir Putin con el Presidente George Bush en la casa de su padre en Kennebunkport, Maine. En su artículo de Moscow News, Primakov insta a los E.U. a que reconsideren sus prioridades internacionales. Actualmente, dice, los "temas principales" que dividen a los E.U. y Rusia es el plan de los E.U. de desplegar sistemas antiproyectiles en Europa Oriental, y el respaldo de Washington a la independencia de jure de Kosovo de Servia. "Es indicativo que ninguno de estos problemas es vital para los Estados Unidos", escribe Primakov, y agrega que para Rusia si lo son. Sin embargo, se ha intensificado el conflicto en torno a estos temas, "en un momento en que, pareciera que Washington tiene un interés objetivo en estrechar la cooperación con Moscú para resolver una gama de conflictos, que son mucho más importantes para los Estados Unidos y la comunidad internacional en su conjunto", como son Iraq, Afganistán, Paquistán e Irán, así como también las relaciones palestino-israelíes.

Después de la reunión del grupo Kissinger-Primakov con Putin, el 13 de julio, Primakov declinó revelar los detalles de sus discusiones, pidiéndole a los medios de comunicación que "nos dejen trabajar". Al mismo tiempo, en su artículo Primakov revela que en una crisis tras otra, desea destacar y avanzar en cada destello en donde la política de los E.U. se haya alejado de la confrontación global, como las recomendaciones sobre Iraq del grupo Baker-Hamilton, del año pasado.

Primakov, quien es famoso como especialista sobre el sudoeste asiático, significativamente describe cómo ha fracasado en Iraq la política de "aumento de tropas" del gobierno de Bush. Cita al presidente iraquí Jalal Talabani y también el informe del Grupo de Estudio sobre Iraq ("Baker-Hamilton"), preparado en los mismos Estados Unidos a fines del año pasado, que piden incluir a Irán y Siria en los intentos por resolver la crisis de Iraq. "Irán y Siria han mostrado interés en mantener contactos con los Estados Unidos", dijo Primakov. "Rusia, que tiene estrechas relaciones con Siria e Irán, podría ser no del todo inútil en resolver la crisis iraquí".

La publicación de la visión de Primakov sobre una posible cooperación ruso-americana para poner fin a la guerra en Iraq, está en agudo contraste con la amplia cobertura en todos los medios de comunicación rusos del 16 de julio, de un informe en el diario londinense The Guardian sobre la reanudación de las presiones del vicepresidente Dick Cheney sobre Bush para que ataque a Irán.

Primakov sugiere que Rusia puede jugar un papel en Afganistán, en donde la operación de la OTAN "evidentemente no va a ningún lado". En vista de los recuerdos sobre las acciones militares desastrosas de la Unión Soviética en Afganistán, que empezaron a fines de 1979, Primakov dijo que era improbable que Rusia enviara tropas ahí, aunque hay un historial reciente del papel de Rusia para ayudar a Bush "a lanzar una operación antiterrorista en Afganistán" y a expulsar al Talibán de Kabul. "¿No se podría usar la experiencia de Moscú en Afganistán para la guerra al terrorismo actualmente?", se pregunta Primakov.

Primakov planteó la posibilidad de la cooperación de E.U. con los tres miembros del Triángulo Estratégico Euroasiático (como él llamó en alguna ocasión a la combinación de Rusia, China e India), en relación a la "situación cada vez más desestabilizadora" en un Paquistán con armas nucleares. La preocupación de Washington en instalar sistemas anticohetes en Europa, advirtió Primakov, podrían ocasionar que se "perdiera el barco" en Paquistán. Los prospectos de un conflicto interno ahí, "eclipsan la preocupación de que Irán, pudiera en unos cuantos años, adquirir armas nucleares en forma 'embriónica' ". En verdad, agrega, la reciente "apertura hacia la cooperación" de parte de Irán, se pueden atribuir a "un cambio en la posición de los E.U.: primero, los Estados Unidos amenazan con el uso de fuerza en contra de Irán, pero después dan un giro completo y se unen a Rusia que cree que el problema sólo pudiera resolverse usando medios políticos. ¿No es tiempo de que los E.U. inicien consultas con Rusia, China e India sobre Paquistán?".

Respecto a las relaciones israelíes-palestinas, Primakov pidió revivir los esfuerzos del Cuarteto (Naciones Unidas, Unión Europea, Rusia y E.U.), en contra de los intentos de Washington de "monopolizar el proceso de paz".