Alegan que Cheney se hizo del control sobre la guerra contra Irán; cuatro grupos de portaviones llegarán en septiembre al Golfo

19 de julio de 2007

16 de julio del 2007 (LPAC).— Supuestamente el vicepresidente Dich Cheney ha reafirmado la opción militar contra Irán, según una "fuente bien colocada en Washington" citada por el diario londinense The Guardian de hoy. En una reunión sobre el plan para Irán en junio pasado, entre represenatnts de la Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado, Cheney dominó. Se le opuso la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, junto con el subsecretario Nicholas Burns y el secretario de la Defensa Robert Gates. "Se inclinó la balanza. Hay razón para preocuparse", le dijo la fuente al Guardian.

Burns habría dicho en la reunión que continuarán todavía con las maniobras diplomáticas hasta enero del 2009, lo que no le gustó a Cheney ni a Bush.

"Bush no va salir de su puesto, dejando a Irán todavía en el limbo", dijo la fuente.

El Guardian informa que casi la mitad de los 277 barcos de guerra de los E.U. están anclados cerca de Irán, incluyendo dos grupos de portaviones. Pero el periódico cita a un vocero del Pentágono diciendo que cuando llegue el USS Enterprise ahí, va a irse el USS Nimitz y que no habrá un translape que deje tres portaviones en el Golfo al mismo tiempo.

En realidad, la Revista de la Defensa de India del viernes pasado, informó que tanto el Nimitz como el USS Kitty Hawk participarán en maniobras militares de cinco naciones en la Bahía de Bengala en septiembre, lo que significa que cuatro de los portaviones de los EU van a estar dentro o cerca del Golfo Pérsico para entonces a más tardar.

Una fuente bien informada de Washington confirmó la esencia general del informe del Guardian, junto con el informe sobre los cuatro grupos de portaviones estadounidenses.