Otra maravilla de fondo compensatorio se va al hoyo

30 de julio de 2007

26 de junio de 2007 (LPAC).— Otro fondo compensatorio australiano, multimillonario en dólares, Absolute Capital, ya no puede ocultar el hedor de sus cadáveres financieros en pudrición, o sea, los préstamos vinculados a las hipotecas de alto riesgo conocidos entre una pequeña élite como "las obligaciones de deuda con garantía prendaria". Esta quiebra, una parte pequeña del pastel hediondo, destaca la verdad de la caracterización que hizo ayer LaRouche de que el sistema monetario mundial está "en proceso de desintegrarse". Hoy la firma congeló dos de sus fondos de inversiones que habían sido valuados anteriormente en 177 millones de dólares. Hace una semana Bear Sterns, la quinta firma de inversiones más grande de E.U., le dijo a los inversionistas de sus dos fondos compensatorios en quiebra que si les devolvían algo de dinero de sus inversiones, iba a ser poco. LaRouche describió así la crisis en su videoconferencia en Washington D.C. del 25 de julio: "Lo que se enumera como valor de las acciones y valores de mercado en los mercados financieros internacionalmente es ¡palabrería!... En esto no hay nada que sea real. El fraude es enorme".

"No existe ninguna posibilidad de que el actual sistema financiero no sufra un desplome; ¡ninguna! Está acabado, ¡en este momento!", dijo LaRouche