¿Quién quiere bonos chatarra?

30 de julio de 2007

27 de julio de 2007 (LPAC).— A pesar de que un nuevo informe del Fondo Monetario Internacional pretende negar que hay ya una seria contracción del crédito mundial, en Europa y los Estados Unidos se estaban deshaciendo grandes acuerdos de compras hostiles de coporaciones por falta de tontos e incautos. Por ejemplo, el mayor acuerdo que ahora está claramente en problemas es la toma de Chrysler por parte de Cerberus Capital Partners. Seis grandes bancos internacionales se rindieron tratando de vender $12 mil millones de dólares en deuda de bonos chatarra a inversionistas idiotas, incluso después de que la tasa de interés que se les ofrecía subió arriba del 9%. Los bancos asumieron pérdidas por $6 mil millones de dólares más, tratando de venderlas ahora, según el Financial Times de Londres.

También el 26 de julio, ocho bancos internacionales "tiraron la toalla" con $10 mil millones de dólares en bonos chatarra que estaban tratando de vender para la toma hostil de la cadena de tiendas británicas Alliance Boots, por parte del fondo KKR, después de que quedó claro que no podían conseguir más tontos que compraran esos bonos de basura. Los bancos sí vendieron otros $3,500 millones de dólares de este acuerdo, pero a tasas de interés tan altas que borraron sus ganancias y todos perdieron dinero, informó el Financial Times. Van a perder mucho más dinero con la deuda con la que se quedaron atrapados ahora.

Y sobre la toma hostil por 7 mil millones de dólares de parte de Cadbury Schweppes, por el especialista en compras apalancadas KKR, tres grandes bancos internacionales —UBS, Morgan Stanley y Goldman Sachs— ni siquiera pudieron encontrar un buitre financiero que llevara a cabo la compra hostil, ¡no digamos incautos que se hicieran cargo de la deuda que han creado estos bancos!