La realidad de los bienes raíces reventó la burbuja de fantasía de Wall Street

2 de agosto de 2007

31 de julio de 2007 (LPAC).— Con el sistema financiero acabado, American Home Mortgage (AHM), otra institución que muerde el polvo, ¡hoy está al borde de la quiebra! Las acciones de la compañía, cuyas transacciones se suspendieron ayer ante las noticias de que era probable que no pagaran los dividendos, cayeron estrepitosamente cuando se reanudaron las transacciones a las 2:00 de la tarde. La acción perdió 90% de lo que le quedaba de valor, y cerró a $1.04 la acción, arrastrando todo el mercado a territorio negativo junto con ella. El índice Dow Jones, que en el día se había mantenido positivo en 140, cayó 146.32 puntos. Pero, dado que el mercado se basa en la especulación, ¿a quién le importa? La cuestión es que la compañía probablemente va a solicitar la protección por quiebra, luego de anunciar que no se financiarían unos 500 millones de dólares en préstamos ya comprometidos. En tanto se difundían estas novedades sobre la realidad, resultaron golpeadas también las transacciones de las acciones bancarias afines, como las de Lehman Brothers, Bear Stearns y Goldman Sachs. Otra víctima, cuyas acciones ya se estaban desplomando antes de que se conocieran las noticias sobre AHM y que concluyeron un 15% abajo, fue MGIC, Morgate Guarantee Insurance Corporation, una compañía que asegura a los prestatarios. AHM era la veintava institución prestataria por su tamaño en la nación, especializada en hipotecas "Alt-A", un nivel por encima de las de alto riesgo, que anteriormente se consideraban préstamos "seguros". Bloomberg puso hoy también en su sitio de Internet una advertencia de que Gran Bretaña también va a sufrir su propio estallido de los créditos de alto riesgo, en cuestión de meses. Los préstamos baratos tipo "2-28", que se vendieron en 2005, ahora se van a refinanciar a mayores tasas de interés. Este fue el detonador del desplome actual que se extiende en E.U.

Esta por demás decir, su sistema está condenado, es hora de salir con la política estilo Franklin Roosevelt de LaRouche para hacerle frente a la situación de la vivienda.