La Ley de Recuperación Económica de LaRouche, de nuevo sobre el tapete.

8 de agosto de 2007

Hay que crear un "Banco para el Desarrollo de la Infraestructura"

6 de agosto de 2007 (LPAC).— Para millones de estadounidenses el horror del desplome del puente de las Ciudades Gemelas sobre el Río Mississippi ha puesto a la luz pública las condiciones decrépitas de la economía de los Estados Unidos que por mucho tiempo habían pasado desapercibidas. En los últimos 5 días se han planteado una cantidad de iniciativas como la que aprobó el Senado del proyecto de ley para evaluar el mal estado de toda la infraestructura de los Estados Unidos; un nuevo proyecto de ley en la Cámara de Representantes presentado por los congresistas de Ohio, Dennis Kucinich (demócrata) y Steve LaTourette (republicano), llamada "Ley de 2007 de Reconstrucción de la Infraestructura de los Estados Unidos". El 5 de septiembre se programó una audiencia en la Cámara Baja para revisar las condiciones del inventario de 590.000 puentes en los Estados Unidos; habrá otras audiencias sobre infraestructura cuando el congreso se vuelva a reunir.

El Comité de Acción Política de LaRouche (LPAC) anunció hoy que retomará el proyecto de Ley de Recuperación Económica de LaRouche del 2006 (ERA, por sus siglas en inglés) —que el Congreso había dejado morir— y la promoverá ahora como una legislación que cobije y agrupe los demás esfuerzos que tienen las mismas características subordinadas y el mismo propósito. Ayer, al proponer este enfoque, Lyndon LaRouche subrayó el papel del crédito.

LaRouche dijo que se tiene que crear un banco especial de desarrollo federal, financiado con una autorización de crédito de largo plazo por parte del Congreso, según las disposiciones monetarias. Esta nueva agencia bancaria se utilizará exclusivamente para este propósito de desarrollo. Fijará la tasa de interés al 1 porcrento. Los estados podrán entonces participar y compartir este banco. Los programas estatales y otros programas podrán ahora hacer parte de un programa federal que apoye proyectos nacionales y también los aspectos estatales de éstos. Los bancos locales podrán participar, los municipios podrán participar. Funcionaría de la misma manera que los contratos de guerra durante la Segunda Guerra Mundial. Entidades locales calificadas podrán participar en los proyectos que sean aprobados.

Para reiterar: Tomemos todos los proyectos de ley pertinentes que están circulando, pero empecemos con un Banco para el Desarrollo de la Infraestructura. El Departamento del Tesoro, autorizado por el poder del Congreso, puede crear deuda a uno por ciento de interés, de dinero que será prestado a entidades privadas y otrss para los propósitos necesarios: proyectos de gestión de ríos, control de inundaciones, autopistas, ferrocarriles, puentes, represas, hospitales y todo tipo de proyectos semejantes.

Al mismo tiempo, agregó LaRouche, creamos una solución para volver a poner en actividad a la fuerza laboral que había sido despedida durante los últimos 72 meses de destrucción del sector automotriz de máquinas herramienta, y la que muchos años antes fue despedida de la industria pesada y del acero. Hay un aspecto de esta función en el proyecto de ley del representante William Lacy Clay (demócrata de Missouri) de 2006 (H.R. 6181). Hay que ampliarla. Tenemos que poner a trabajar de nuevo a los trabajadores de Lockport, N.Y., y todos los que han sido despedidos en los otrora corredores industriales y de otras partes. Representan los ingenieros de diseño, diseñadores de máquinas herramientas, y ll fuerza laboral, y tenemos que volverlos a poner en el proceso de abordar la cuestión de como reconstruir los cientos de miles de puentes que se necesitan y de llevar a cabo las demás tareas.

¡Así es como se hacen las cosas! ¡Uno reconstruye! Uno reactiva la economía. ¡Así es como se hace! Uno saca a la gente de empleos inútiles, o del desempleo, y los pone en empleos útiles en los lugares donde deberían vivir.

Entonces, hay una cantidad de propuestas útiles que están surgiendo ahora. Pero la ERA de LaRouche y el Banco para el Desarrollo de la Infraestructura se mueven en el nivel más alto. La ejecución es también al nivel estatal o municipal. Hay puentes estatales que también necesitan trabajo y el gobierno Federal llegará y dirá: estos puentes tienen que ser seguros y funcionales. Por lo tanto, aquí está la ayuda federal, y los estados consiguen lo que necesitan para que sus proyectos salgan adelante.

LaRouche pidió que se examinara el proceso de Harry Hopkins en el gobierno de Franklin Delano Roosevelt (FDR) en los años 30. Hubo una gran cantidad de proyectos que se llevaron a cabo, desde los más modestos programas de obras públicas (Work Projects Administration) en cientos de condados rurales para reconstruir letrinas de casas-escuela de un salón, hasta grandes proyectos de mejoramiento de la tierra y gestión del agua, y toda una serie programas intermedios.

Por ahi hay que ir: Crédito a largo plazo, al uno por ciento de interés. Así se puede manejar todo de la misma manera como Hopkins y compañía administraron la reconstrucción durante los años 1930 y 1940.