"Escandalosa" volatilidad en las tasas de los Letras del Tesoro EU muestra que la crisis no cede

23 de agosto de 2007

22 de agosto de 2007 (LPAC).— Una jugada del Banco de la Reserva Federal de Nueva York el 21 de agosto, para tratar de revivir los atascados mercados que tienen que ver con los préstamos comerciales de corto plazo, al dia siguiente casi desató la paralización del mercado de las propias Letras del Tesoro de E.U. a 30 días, lo que muestra que la crisis del mercado crediticio internacional está causando pérdidas hasta en las tasas de la deuda soberana de los E.U. Después de que el Tesoro casi se viera imposibilitado para vender los $32 mil millones de dólares en documentos a 30 días que estaba subastando, la tasa de interés en estos documentos se remontó hasta un 4.75%, más de 2 puntos porcentuales por arriba de las letras a 30 días que están en circulación. Apenas un día antes, el 21 de agosto, las tasas sobre estos mismos documentos habían caído en un punto porcentual completo en un solo día, una volatilidad sin precedentes en el mercado de bonos del Tesoro de los E.U. "La subasta fue escandalosa. Yo nunca había visto que sucediera algo así en el mercado de letras del Tesoro anteriormente", cita el Wall Street Journal al director de comercialización de letras del Tesoro del banco Dresdner Kleinwort. Otro analista calificó las transacciones como "extremas y anormales".

Estos documentos del Tesoro de corto plazo, normalmente los usan los bancos y fondos como colateral al invertir en préstamos comerciales a 30 días, respaldados por activos, a compañías privadas, pero todo este mercado de $3 billones de dólares se ha resquebrajado en las últimas dos semanas, y, en vez de eso, los mismos bancos y fondos están comprando masivamente documentos del Tesoro. Las tasas de interés sobre estos papeles comerciales de corto plazo ha subido desde casi 5% al 6 % en menos de una semana. El Banco de la Reserva Federal de Nueva York estaba tratando de forzar que entrara liquidez en ese mercado agobiado y logró una reacción violenta masiva en contra de los documentos del Tesoro, lo que pone en evidencia la enorme volatilidad de los mercados financieros al borde del pánico.