El economista ruso Glaziev: llegó a su fin la burbuja internacional, inflada desde 1971

27 de agosto de 2007

23 de agosto de 2007 (LPAC) — El economista ruso Sergei Glaziev, miembro de la Duma (parlamento) rusa y director del Instituto Nacional para el Desarrollo, dió una conferencia de prensa en Moscú el 23 de agosto en donde describió las dimensiones de la actual crisis financiera mundial. Según informes de las agencias de noticias Rosbalt y Novy Region, Glaziev identificó como los síntomas principales de la "fase autodestructiva de las burbujas financieras del dólar y del yen", los mismos dos procesos en las finanzas internacionales que Lyndon LaRouche ha calificado como los "sujetalibros" de la crisis actual. Estos son: la crisis hipotecaria en los Estados Unidos y la devastación de las instituciones de inversión internacionales por haberse involucrado en el acarreo de fondos con yenes. "La situación en los mercados mundiales puede calificarse como una crisis económica permanente, así que nadie debe sorprenderse de la devaluación actual del dólar o de la ausencia de crecimiento industrial en Japón", dijo Glaziev.

De manera más fundamental, explicó Glaziev, ésta es la fase final de un proceso de casi 40 años. "Empezando en 1971", dijo, "el Sistema de la Reserva Federal de los E.U. y el Banco de Japón han estado bombeando sus monedas en la economía mundial... El Banco Nacional de Japón ha impreso tanto dinero como podían tragarse el mismo Japón y los países vecinos". Cuando menciona 1971, Glaziev se refiere al fin del sistema de Bretton Woods, posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando George Shultz, en calidad de secretario del Tesoro de Richard Nixon, supervisó el fin de los tipos de cambio fijos. Desde entonces, dijo Glaziev, "la Fed de los E.U. ha estado emitiendo hasta 2 mil millones de dólares diarios, y en agosto del 2007, esa cifra fue diez veces más que eso... Pero, toda pirámide financiera llega a su fin, tarde o temprano".

Glaziev advirtió que los funcionarios sobre finanzas de Rusia no estaban suficientemente informados sobre la crisis venidera, y que "no están tomando medidas" para hacerle frente. Hasta en el corto plazo, dijo, Rusia ha perdido $30 mil millones debido a la devaluación del dólar, en tanto que las inversiones de una buena parte (45%) del llamado Fondo de Estabilización de 120 mil millones de dólares amenaza con acarrearle pérdidas muchos mayores. Como medida de corto plazo, Glaziev hizo un llamado para convertir más de las reservas del Banco Central de Rusia en oro, y denominar las exportaciones petroleras rusas en rublos. El rublo, agregó, "se podría convertir en una divisa de reserva para los países del CIS, Europa y China". También el presidente Vladimir Putin mencionó la posibilidad de usar el rublo de esta manera en el Foro Económico Internacional en San Petesburgo, en junio del 2007.

Glaziev, a quien varios grupos políticos han buscado para que forme parte de sus boletas electorales en las elecciones para la Duma de diciembre del 2007, dijo que lo decidirá en las próximas dos semanas. Fundador y exdirigente del partido Rodina (Patria), había dicho a principios de este año que su papel principal no iba a ser político, sino aportar ideas y liderato a Rusia a través de la Academia de Ciencias, de la cual es miembro asociado. Hoy, Glaziev dijo que mantiene conversaciones con varios partidos.

En junio del 2001, Glaziev patrocinó audiencias en la Duma sobre la protección a la economía nacional bajo condiciones de crisis financiera global, bajo los auspicios de la Comisión sobre Economía que él presidía. Lyndon LaRouche presentó el testimonio de apertura, invitado por Glaziev. El servicio noticioso de la EIR publicó en 1999 la versión en inglés del libro de Glaziev, "Genocidio: Rusia y el Nuevo Orden Mundial".