Chávez responde a EIR una pregunta sobre el derrumbe mundial

10 de septiembre de 2007

Bogotá, 6 de septiembre del 2007 (LPAC).— Durante la conferencia de prensa conjunta del Presidente venezolano Hugo Chávez con el Presidente colombiano Alvaro Uribe, al concluir su visita a Bogotá el 31 de agosto, el Presidente venezolano respondió con la mayor seriedad al periodista de Executive Intelligence Review Pedro Rubio, quien le pidió comentara sobre las acciones necesarias para enfrentar "el derrumbe del sistema financiero internacional que está en marcha, como lo muestra el colapso de la burbuja hipotecaria en EU". Luego de algunas expresiones de protesta por la decisión de dar por terminada la rueda de prensa, ambos Presidentes le pidieron a Rubio que procediera con su pregunta. Rubio se refirió a los esfuerzos para fundar el Banco del Sur como parte de una nueva arquitectura económica orientada a la infraestructura y luego hizo tres preguntas: ¿Está de acuerdo el Presidente venezolano con la propuesta del estadista estadounidense Lyndon LaRouche para reestructurar el sistema financiero internacional? ¿Está dispuesto a financiar un ferrocarril que atraviese el Tapón del Darién desde Panamá, por Bogotá hasta Caracas? Y, ¿qué piensa sobre la demanda de las bases del Partido Demócrata para hacer un juicio político al vicepresidente Dick Cheney?

Chávez dijo que no podía responder la pregunta sobre el juicio político a Cheney en este contexto, pero sí abordó con bastante amplitud la relativa a la crisis económica, sin mencionar el nombre de LaRouche.

"La pregunta toca temas que requerirían análisis más detallados, pero sabemos de la situación económica mundial y creemos que pudiera complicarse más", dijo Chávez. "Toda esta crisis a la que tú te refieres... está tocando ya otros ámbitos de la economía", en sectores como el de la energía y los alimentos. El Presidente venezolano señaló que el aumento en el precio de los alimentos va a causar más problemas en el mundo. El Nuevo Orden Mundial, que se proclamó tras la caída de la Unión Soviética, "se convirtió en un gran desorden mundial y habrá que buscar un mundo nuevo distinto", dijo Chávez.

La crisis mundial, agregó, hace más urgente los esfuerzos por construir la Unión de las Naciones Suramericanas (UNASUR) y de proyectos como el del Gran Gasoducto del Sur y el Banco del Sur, señaló Chávez. En cuanto al ferrocarril por el Tapón del Darién, Chávez dijo que era demasiado temprano para decir si Venezuela podría financiarlo, pero sí está lista para cooperar. Chávez anunció que ambos presidentes habían acordado en discusiones sostenidas ese día empezar a estudiar el desarrollo ferroviario. Venezuela ya trabaja en un gran proyecto ferrocarrillero. Imaginen, dijo Chávez, "lo que significaría un gran ferrocarril desde los llanos de Venezuela que cruce toda Colombia, y una el Atlántico con el Pacífico".