Con un tercer rescate, Countrywide Financial trata de aparentar que vive

18 de septiembre de 2007

14 de septiembre de 2007 (LPAC).— Countrywide Financial, la compañía hipotecaria número uno en los Estados Unidos, anunció que había arreglado una nueva disponibilidad de préstamos por $12 mil millones de dólares, mediante nuevas líneas de créditos o ya existentes, lo cual ayudó a que el precio de sus acciones se dispararan como cohete. Esta nueva línea de crédito, encima de la línea de crédito por $11,500 millones que ya había arreglado Countrywide en agosto, se suma también a los $2 mil millones que le metió el Bank of America el 22 de agosto. Después de la última infusión, un equipo de analistas del Credit Suisse encabezados por Moshe Orenbuch, escribieron en una nota investigativa del 13 de septiembre que esto "debe abordar sustancialmente las preocupaciones sobre financiamiento" y calificaron sus acciones de "sobresalientes", según el diario International Herald Tribune. Esos rescates van a resultar inútiles, como ha ocurrido hasta ahora. Hay que dejar que quiebren estas instituciones financieras, dijo el estadista norteamericano Lyndon LaRouche, mientras que el gobierno federal promulga una legislación que le permita a los propietarios de vivienda conservar sus hogares y a los bancos autorizados, estatales y federales, seguir funcionando.