LaRouche: lo único peor a elevar las tasas de interés es bajarlas

19 de septiembre de 2007

18 de septiembre del 2007 (LPAC).— Horas antes de que el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), anunciara la reducción de la tasa federal en 0.5 porciento, Lyndon LaRouche advirtió que la Reserva Federal estaba por cometer un suicidio estúpido. LaRouche dijo: Lo que está haciendo el Banco de Inglaterra, lo que está haciendo Paulson, es simplemente político. No tiene sentido. Una tasa de interés al alza es lo peor para el sistema, pero reducirlas también lo es. Lo único que se puede hacer es el cortafuego como se propone en la Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vienda. Sólo hay una salida: congelar el papel que no vale nada.

La teoría monetarista, continuó LaRouche, no funciona en momentos como éstos. No actúen como un simio, o un monetarista. La política monetaria aplicada a algo como esto [por ejemplo, el caso del Northern Rock] es una locura. Por un lado, hay alguien que insiste en que necesita con urgencia algo, como Paulson, que pide rescates, y otro insistiendo en la urgencia de que se necesita algo totalmente contrario, como Mervyn King. Ambos se contradicen entre sí. Pero más aú, ambos contradicen la realidad.

Este es el momento para un programa de impuestos selectivos: cóbrese impuestos a la gente que se necesita, para quienes la carga fiscal es la única medicina que puede funcionar para frenar su compulsión a especular; y otórguese facilidades fiscales a quienes estén preparados a realizar inversiones de largo plazo para fomentar la infraestructura y reconstruir la economía productiva.