Se extiende a nivel mundial la crisis de embargos hipotecarios: Los hijos de "la madre de todas las burbujas"

24 de septiembre de 2007

21 de septiembre de 2007 (LPAC).— La "madre de todas las burbujas" que ha producido niveles récord de embargos hipotecarios y desalojos en los Estados Unidos, y que amenaza con quebrar a los mismos bancos, extendió su contagio a Europa y Asia. * Unos 250,000 propietarios de vivienda británicos podrían enfrentar mayores pagos en los intereses de sus hipotecas de alto riesgo y eventualmente el embargo, después de la casi quiebra de la institución de préstamos hipotecarios británica, Northern Rock. Los prestamistas hipotecarios le están imponiendo nuevas restricciones a sus préstamos. Los préstamos de alto riesgo representan cerca de un millón, o nueve por ciento, de los 11.7 millones de hipotecas en Gran Bretaña, informa The Guardian.

* El ministro de Infraestructura de Italia, Antonio Di Pietro informó el 20 de septiembre que 3.6 millones de familias italianas tienen "dificultades" para hacer sus pagos hipotecarios. Di Pietro habló ayer en una conferencia nacional sobre política de vivienda en Roma.

* En Corea del Sur, las compañías constructoras medianas están en crisis, en tanto que el inventario de departamentos sin vender se ha elevado a 11,000 unidades y las tasas de interés han registrado su mayor alza en seis años, con cinco po ciento. Mientras que los grandes constructores como Daewoo y Doosan tienen contratos en el el Medio Oriente, los constructores medianos sufren aprietos, dice el Financial Times.

* En España, el Instituto de Prácticas Empresariales (IPE) reportó el 18 de septiembre que se van a construir 100,000 viviendas menos que el año pasado. En marzo de este año, según el periódico ABC, la asociación de industria de la construcción, Seopan, advirtió que cada caída de 100,000 viviendas significaba la pérdida de 200,000 empleos. Aunque con diferentes cálculos, la IPE llegó a la misma conclusión que la Seopan, pero elaboró que por cada diez viviendas no construidas, se requerian un millón de euros en infraestructura para mantener los niveles actuales de empleo en la industria de la construcción.

La construcción de viviendas residenciales —especulación— ha sido un componente clave del llamado "boom" económico en España. Ahora, a pesar de lo que alega el Primer Ministro Rodríquez Zapatero y otros dirigentes empresariales y bancarios, los sectores hipotecarios y bancario se tambalean, producto de la desintegración financiera global. La pérdida de 200,000 fuentes de empleo es apenas el principio.