El LYM pone las condiciones para que el Congreso actúe sobre el "muro de contención" del HBPA

27 de septiembre de 2007

24 de septiembre de 2007 (LPAC) — La situación estratégica actual se resume bastante bien en una carta que le escribió un miembro del Movimiento de jovenes larouchistas (LYM) a un alcalde de una ciudad de California, solicitándole una reunión para discutir la importancia de que este alcalde se uniera al LYM para exigir que el Congreso apruebe la legislación sobre el "Muro de Contención" del Comité de Acción Política de LaRouche (LPAC, por siglas en inglés), la [a:href="\/news\/2007\/08\/21\/ley-de-recuperaci-n-econ-mica-de-2007.html";target=_blank]Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda (HBPA, por siglas en inglés) del 2007[/a]. La carta dice en parte: "Mi introducción va a ser breve y al punto porque la crisis por la que pasamos es una de gran magnitud y generalmente se le reconoce. Por todos los Estados Unidos se ha demostrado físicamente que ya estalló finalmente la burbuja hipotecaria. Millones de familias ya perdieron sus hogares o están a punto de enfrentar el embargo hipotecario en los próximos meses debido a las prácticas crediticias depredadores. Muchas agencias y funcionarios a nivel local, de ciudad o estatal han hecho esfuerzos por evitar los desalojos, sin mucho éxito. Las ciudades y los estados no tienen por sí mismo un presupuesto de capital para proteger los millones de dólares en hipotecas de los propietarios y de los bancos. Esta crisis requiere de la intervención federal".

El movimiento de LaRouche está organizando, por lo menos, esta intervención federal. El LYM, ahora, está llevando a cabo una campaña nacional en contra de los fondos compensatorios con sede en Londres y sus cabilderos, para hacer que el Congreso de los Estados Unidos apruebe un muro de contención que va a permitirle a las personas conservar sus hogares y proteger nuestros bancos, de ser sacrificados ante la no-economía especulativa. Es esa idea que ha hecho que legisladores estatales y otros funcionarios estatales digan: "LaRouche tiene el enfoque correcto y si esto es lo que él está haciendo, yo lo apoyo". Las personas listas saben que no funciona un acto aislado pero sí puede funcionar un alud de funcionarios estatales apoyando este proyecto legislativo.

Hasta este momento, diversos legisladores estatales han presentado ya sea sus propias resoluciones o han apoyado formalmente nuestra propuesta. Para los que no son legisladores, para aquellos representantes estatales que ahora no están en sesiones, hemos puesto junta una petición para la que estamos solicitando firmas de los funcionarios electos, dirigentes laborales y grupos de votantes; una lista que se actualiza frecuentemente y se puede encontrar en el sitio electrónico de LaRouche PAC (www.larouchepac.com).

Para mantener la unidad de efecto que se necesita para llevar a cabo dicha movilización nacional, utilizaremos lo que nosotros llamamos nuestro "cuarto de guerra" que nos permite mantener un fuego cruzado sobre los acontecimientos, en la medida en que se van dando, en todas partes del país, hacia nuestra oficina en Washington D.C., y después hacia el Congreso de los Estados Unidos. Esto mantendrá también alertas a las regiones sobre lo que los otros están haciendo sobre esta movilización. En otras palabras, el LYM está haciendo lo que el Congreso o el Partido Demócrata deberían estar haciendo ya si tuvieran algún tipo de liderato nacional.

El movimiento de LaRouche tiene oficinas en todas las principales regiones de todo el país. Si hay un acontecimiento que está fuera de nuestro alcance inmediato, podemos ser bastante móviles; por ejemplo, nuestra oficina en el Medioeste puede cubrir Detroit y Lansing, Michigan; Toledo y Columbus, Ohio; Chicago, Ill., y más. Nuestra oficina en Houston recientemente hizo un viaje a Austin, la capital de Texas en donde tuvimos una buena respuesta tanto entre los demócratas como entre los republicanos. En la Costa Oeste, estamos trabajando en algunas de las ciudades más golpeadas del país ahora, como es Stockton, Calif., en donde una de cada 27 hogares enfrentó el embargo hipotecario en los seis meses que concluyeron el 30 de junio. En la región del Noreste, hemos hecho trabajo por toda el área de Nueva Inglaterra, como ha sido presentar la HBPA en sesión especial de la Cámara Baja del estado de Connecticut.