LaRouche: No es posible la paz en el Medio Oriente si no se destapa la mano anglosaudita que esconde el terrorismo

26 de diciembre de 2008

24 de diciembre de 2008 (LPAC).— Lyndon LaRouche declaró hoy que uno de los principales motivos que ha impedido una paz genuina en el Medio Oriente durante el último medio siglo, es que nadie está dispuesto a enfrentar el factor anglosaudita. "La sucia alianza anglosaudita es el factor número uno que nutre el constante agravamiento de las relaciones arabe-israelíes", explicó LaRouche. "Nomás empiecen con el terrorismo internacional. Les reto a presentar un solo ejemplo de terrorismo internacional hoy día, que no esté financiado con una combinación del Narcotráfico S.A. de Gran Bretaña y los bancos sauditas dizque de beneficencia.

LaRouche citó el caso del ataque al puerto y centro financiero indio de Bombay entre el 26 y el 29 de noviembre de 2008 como el ejemplo perfecto de como financió y dirigió el ataque este aparato anglosaudita. "Entre los fondos sauditas, lavados a través de Dubai, y el dinero de la heroína que sale de Afganistán, acabalar casi cada centavo que se gasttó en el ataque a Bombay", señaló.

"Desafortunadamente", añadió LaRouche, "parece que este dinero saudita compra muchas almas árabes. El precio de no enfrentar este factor anglosaudita en el terrorismo mundial hoy, se ve en la situación miserable que tenemos en el Sudoeste de Asia". Además de abordar públicamente el apoyo anglosaudita al terrorismo mundial, agregó LaRouche, la otra acción que puede y debe cambiar la dinámica en la región del Sudoeste de Asia es un apoyo estadounidense sin restricciones a un acuerdo de paz inmeidato entre Israel y Siria. El Primer Ministro israelí saliente Ehud Olmert, que se reune en Angora con el Primer Ministro turco Recep Erdogen, declaró hoy que se puede lograr pronto un acuerdo de paz entre Siri e Israel, y que debe ser de máxima prioridad. Asímismo, el Presidente sirio Bashar Assad dijo hoy que está listo para iniciar pláticas directas con Israel; y el líder cristiano libanés general Michel Aoun declaró que si Siria e Israel inician pláticas directas, Líbano se debe unir a esas pláticas también.

"El acuerdo sirio-israelí es la ruta a seguir", declaró LaRouche. "Dicho acuerdo de paz abriría de inmediato las puertas y facilitaría enormemente un acuerdo justo entre los dos Estados de Israel y de los palestinos. Estos dos objetivos se pueden alcanzar inmediatamente", concluyó LaRouche.

"Descubrir públicamente la colusión anglosaudita para fomentar el terrorismo internacional y otras estrategias para dividir y conquistar, y moverse agresivamente para garantizar un acuerdo de paz sirio-israelí. Cualquier otro enfoque constituye una distracción de las únicas acciones que pueden funcionar genuinamente".