Bajo ordenes británicas y con el dinero de Soros, Obama desmantela a su partido

30 de junio de 2009

29 de junio de 2009 (LPAC).— La ofensiva para pasar la "reforma" fascista de salud del Presidente Obama en el Congreso está en problemas, gracias al papel catalítico que han jugado las denuncias de Lyndon LaRouche y su movimiento político. Ahora esa ofensiva se caracteriza por las amenazas y los ataques "demócratas" en contra de los demócratas del Congreso no están siguiendo la corriente. Publicaciones de Londres dejan en claro que se trata del imperio británico, que esta dándole las ordenes al Presidente Obama, símil del emperador romano Nerón, para que ataque a los líderes de su propio partido para forzar la aprobación de la "reforma" fascista. La Casa Blanca no esta lanzando los ataques de manera abierta por si misma, hasta el momento, sino que esta utilizando a grupos "demócratas" financiados por el club de billonarios del agente británico George Soros, la mentada Alianza Demócrata (Democratic Alliance).

Para el 28 de junio, cuando menos seis senadores demócratas que dudan de la "reforma" de Obama para reducir costos —Dianne Feinstein (CA), Mary Landrieu (LA), Ron Wyden (OR), Arlen Specter (PA), Ben Nelson (FL) y Kay Hagan (NC)— así como varios demócratas de la Cámara de Representantes, han sido objeto de campañas de ataques políticos públicos por parte de grupos supuestamente "demócratas". MoveOn.org, la SEIU (siglas en inglés de la Unión Internacional de Empleados de Servicios) Healthcare for America Now (HCAN) están publicando desplegados de prensa atacando a estos miembros, mientras que prominentes demócratas presidentes de comisiones de la Cámara Baja, como Charles Rangel (NY) y John Murtha (PA), se encuentran bajo presión del Departamento de Justicia.

En California, la senadora Feinstein ha reaccionado en contra de los recortes asesinos de $5 mil millones de dólares que exige Obama a los pagos a Medicare [el servicio médico gubernamental para mayores de 65 años] y Medicaid [el servicio médico gubernamental para pobres e indigentes] en el estado, así como a la negativa de Obama a otorgar ningún tipo de ayuda a California en el colapso financiero y económico que estará enfrentando esta semana. Esto es darle rienda libre al fascista del Governator Schwarzenegger para imponer ahí prácticamente la destrucción del gobierno del estado.

La revista de los financieros de la City de Londres, Economist del 28 de junio, tiene un artículo de portada titulado "Esto va a doler", en el que exige que se apruebe la reforma, ataca a los demócratas en el Congreso, y sentencia que: "Barack Obama es muy deferente hacia sus ex colegas en Capitol Hill". Y ordena: "El Congreso... es un monstruo de muchas cabezas, inadecuado para tomar decisiones difíciles o producir soluciones impecables. Los miembros individuales... están más preocupados por sus propios distritos que por el futuro de la república... La Cámara Baja está dominada por liberales veteranos... Está muy difícil ver como es que [obama] pueda poner bajo control el gasto sin entrar en fricciones con el Congreso un poco... [o] mientras le siga dando tanto poder a los barones demócratas".

Y la edición del 27 de junio del diario londinense Financial Times dedicó un editorial principal al tema: "El Presidente Obama Necesita Dirigir". Su crítica: "Obama ha puesto al Congreso a cargo. En lo que respecta al cambio climático y la salud, la administración aparentemente piensa que, sin importar el contenido, cualquier reforma se puede contar como éxito político...

"Esto no es liderato. Están cobrando forma en el Congreso políticas seriamente defectuosas, y la administración, al tanto de sus defectos, está vitoreando esos esfuerzos. El señor Obama tiene que arriesgar su capital político mientras le quede algo. Su meta debe ser no solo llevar a cabo estas reformas, sino a llevarlas a cabo de la mejor manera. Debe dejar de decir obviedades acerca de la necesidad de cambio y esforzarse más para educar al público sobre las concesiones que involucran llevar a cabo estas políticas de la manera correcta".