Potencial pandémico: el H1N1 es más virulento entre los jóvenes

30 de junio de 2009

28 de junio de 2009 (LPAC).— En una nueva señal de peligro por la pandemia del virus H1N1, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos, reconocieron el pasado viernes 26 que de los 3,000 estadounidenses hospitalizados hasta el momento por el virus H1N1, la media de edad era de solo 19 años. De los 127 que murieron en los hospitales, la media de edad era de solo 37 años.

La severidad en la infección y la mortalidad entre los jóvenes, es una nueva y espeluznante señal de advertencia. La pandemia de 1918, que mató de 50 a 100 millones de personas, tenia sus más altas tasas de infección severa y mortalidad entre las personas de 18 a 32 años de edad, a diferencia de las influenzas estacionales que son más mortales usualmente entre la gente mayor. Algunos expertos en enfermedades infecciosas habían sospechado de semejante patrón en la actual pandemia, y habían acusado al CDC y a la Organización Mundial de la Salud de ocultar la información.

La CDC también confirmó el viernes que más de un millón de estadounidenses se habían contagiado de influenza, entre ellos más o menos medio millón de residentes de la Ciudad de Nueva York, y la enfermedad se sigue diseminando. Las cifras las dio a conocer la doctora Anne Schuchat, directora de enfermedades respiratorias del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, este viernes en una conferencia de prensa.

La influenza se ha esparcido ahora a varias zonas del país, mencionó la Dra. Schuchat, y la CDC ha sabido de brotes en 34 campamentos de verano en 16 estados.

Estas son advertencias siniestras de que viene una mortal y muy seria pandemia, sin embargo los preparativos en Estados Unidos son sumamente deficientes, como lo detallan otros artículos en este mismo sitio de LPAC.

Mientras tanto, en Argentina, el jefe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Agrícola, Jorge Amaya, reportó que en varias granjas de puercos cercanas a Buenos Aires, la capital del país, se ha encontrado el nuevo virus H1N1 en aproximadamente un cuarto de la población porcina. Amaya destacó que "los veterinarios están muy preocupados porque los humanos están infectando a los animales". Existe el peligro de que el virus H1N1 pudiera recombinarse en los puercos, los cual es natural, y que surja una cepa mas mortífera.

En Tailandia, funcionaros del sector salud anunciaron las dos primeras muertes relacionadas al virus H1N1 en el país.