Informe británico dice que los niños contaminan

18 de septiembre de 2009

17 de septiembre de 2009 (LPAC).- El 15 de septiembre, el Washington Post pregonó el nuevo informe de Optimum Population Trust, una organización "de beneficencia" británica dedicada a reducir la población a nivel mundial. El informe alega que la población contamina; por lo tanto, una de las mejores herramientas para luchar en contra del cambio climático —que en sí mismo es una ficción de ciencia barata— es evitar los nacimientos.

El informe de Optimum Population Trust no es más que otra andanada en la campaña de vieja data de la monarquía británica para reducir la población mundial, empezando con Malthus en los 1700; la eugenesia racista de los 1930 exportada a Hitler; la eugenesia transformada en ambientalismo después de los juicios de Nuremberg al final de la Segunda Guerra Mundial; y en el 2004, un programa de eutanasia involuntaria llamado Liverpool Care Pathway, que mató a una sexta parte de los que murieron en Gran Bretaña en 2007-2008. El principe Felipe expresó suscintamente la visión de la monarquía, cuando afirmó que deseaba reencarnar en un "virus mortal" para seleccionar la población humana.

Optimum Population Trust comisionó el nuevo informe a la London School of Economics, en donde alegan que evitar los nacimientos de nuevos contaminadores es una solución mucho más barata para el cambio climático que los molinos de viento o la energía solar. El presidente de la agrupación, Roger Martin dijo: "No existe ninguna posibilidad de reducir drásticamente las emisiones totales de carbono, cuando a la vez no le estamos prestando ningun tipo de atención al aumento drástico en el número de emisores de carbono".

Un estudio por separado de la Universidad Estatal de Oregon pone de blanco directamente a Estados Unidos, alegando que cada niño da como resultado la producción de 1,644 toneladas de dióxido de carbono, 5 veces más que un niño en China y 91 veces más que un niño en Bangladesh. Entre los patrones dañinos identificados en el estudio de Oregon se incluye que "los estadounidenses tienen una vida relativamente larga".

El estudio británico encontró que $220 mil millones de dólares, gastados en un período de los siguientes 40 años, podrían evitar 500 millones de nacimientos, y por lo tanto 34 mil millones de toneladas de dióxido de carbono, mucho más barato que la energia solar o eólica.

El informe de Optimum Population Trust se da después de que en abril del 2009 hubo la cumbre secreta de "filántropos" en la Ciudad de Nueva York, convocada por Bill Gates, David Rockefeller y Warren Buffet sobre donaciones caritativas, en donde llegaron a la conclusión de que la mejor actividad caritativa ante el desplome económico actual es adoptar la causa de la reducción poblacional.